Aplicación Móvil JetSet.com.co
Compartir:
Jerónimo Uribe y Shadia Farah se casarán el 21 de abril. Durante estos dos años, Jerónimo Uribe y Shadia Farah procuraron no ventilar su noviazgo en las páginas sociales del país. De hecho, la pareja se marginó de los eventos públicos como una manera de mantener sólida su relación. Foto: Cristina Núñez.

Jerónimo Uribe y Shadia Farah se casarán el 21 de abril

El hijo menor del expresidente Álvaro Uribe Vélez, y su novia, la barranquillera Shadia Farah Abuchaibe, irán al altar en pocas semanas. La fiesta a la que asistirán 500 personas tendrá música de carnaval y reguetón. El exmandatario invitará a pocos amigos para evitar que el enlace se convierta en una cumbre política.

Los planes de boda de Jerónimo Uribe, el hijo menor del expresidente Álvaro Uribe Vélez y Lina Moreno, con la comunicadora Shadia Farah Abuchaibe han causado el mismo revuelo mediático que despertó el matrimonio de su hermano Tomás con la modelo y presentadora Isabel Sofía Cabrales.

En Barranquilla, donde será el enlace matrimonial el próximo 21 de abril, se conocieron solo algunos detalles de la organización de la fiesta que fue encomendada a la relacionista pública y decoradora Purita de Solano, con más de cuarenta años de experiencia en la realización de este tipo de eventos, como la boda de Joe Arroyo y Mary.

Sin embargo, y como sucedió en su momento con la unión de Tomás e Isabel Sofía, la familia del novio exigió una cláusula de confidencialidad que fue pactada con Purita de Solano para evitar que los preparativos fueran divulgados a la prensa. “No estoy autorizada para hablar”, dijo hace poco, mientras Shadia y su mamá, la empresaria Helen Abuchaibe, definían varios datos importantes del matrimonio: que la ceremonia religiosa se oficiará en la iglesia Inmaculada Concepción y que la recepción, que contará con 500 personas, será en uno de los salones del Hotel Dann, en el norte de la ciudad. La rumba será amenizada por las orquestas Nómina Vertín, cuyos músicos acompañaron a Joe Arroyo en la cumbre de su carrera, y la orquesta Punto G, ambas ganadoras de varios Congo de Oro en el Carnaval de Barranquilla. Al cierre de esta edición, las tarjetas de invitación que fueron impresas y marcadas en Bogotá no habían llegado a sus destinatarios.

Aunque aún no se conoce la listado de invitados de manera oficial, todo indica que a esta boda asistirán muchas de las personas que fueron invitadas al matrimonio de Tomás, puesto que Jerónimo y él comparten desde adolescentes el mismo grupo de amigos con los que rumbean en discotecas como Bardot, Andrés DC y el colectivo Coast Connection. No es de extrañar que el próximo 21 de abril asistan más modelos, artistas y diseñadores que políticos y simpatizantes del uribismo que todavía trabajan en las altas esferas del gobierno nacional. Cabe recordar que cuando Tomás e Isabel Sofía se casaron en La Heroica, el exmandatario Álvaro Uribe Vélez y su esposa decidieron excluir de la lista de invitados a su equipo de colaboradores más cercanos “para no convertir este evento familiar en una convención política”. Sin embargo, asistieron la exsecretaria del despacho presidencial Alicia Arango, el exasesor Fabio Echeverri y la exalcaldesa de Cartagena, Judith Pinedo. Aunque durante la celebración no se encontraba rodeado de su círculo de políticos, los ánimos del exmandatario no se aguaron y, por el contrario, terminó encajando perfectamente con un centenar de personalidades de la farándula criolla.

Antes del enlace de Jerónimo y Shadia, la familia expresidencial se instalará en la capital atlanticense para cumplir con una agenda apretada de eventos sociales, como la despedida de solteros en el Country Club, que será organizada por los amigos más entrañables de la pareja.

En términos de organización, los preparativos de la fiesta de matrimonio del joven empresario y la comunicadora de 25 años y egresada de la Universidad Javeriana avanzan sin contratiempos. Por ejemplo, Shadia compró su vestido de novia en el exterior, al parecer en Estados Unidos, a diferencia de su concuñada Isabel Sofía Cabrales, quien le encomendó el diseño de su traje a su coterráneo Hernán Zajar. La propia barranquillera y su madre Helen, propietaria de varias boutiques en la capital atlanticense, acordaron que los hombres invitados asistirán en guayabera y las mujeres en traje largo. Otra coincidencia más entre el matrimonio de Tomás y Jerónimo.

Shadia, al igual que Isabel Sofía, llegó sin dificultades al engranaje de la familia del expresidente Uribe. No en vano adora el campo y disfruta de corazón de los paseos en las haciendas de su futuro suegro. ?La joven de sangre árabe conoció a Jerónimo hace dos años en la capital de la República, pero no hubo un flechazo de inmediato ante la prevención que a ella le producían los personajes de la vida pública nacional. No obstante, el empresario la siguió llamando hasta conquistarla por completo, aun en medio de la voracidad de los chismes de farándula que rumoraban que ella se había interpuesto en la relación de Jerónimo y la esteticista cordobesa Paola Elías.

Después de muchos meses, el noviazgo de Shadia y el hijo de Uribe navegó hasta un buen puerto. Los dos viajaron a Machu Picchu, en Perú, donde él le propuso matrimonio luego de una extenuante caminata entre los pasadizos de las ruinas del Imperio inca. Allí, en un ambiente dimensionado por las vibraciones energéticas, le entregó una argolla de compromiso con incrustaciones de diamantes que perteneció a Lina Moreno de Uribe. ?El 21 de abril está cerca. En el banquete de boda no habrá perdices para ser felices, sino comida árabe y uno que otro bocado de la gastronomía internacional. Shadia y Jerónimo, al igual que Tomás e Isabel, también lanzarán la casa por la ventana.
PUBLICIDAD

Secciones

INICIO
SOCIEDAD
NOTICIAS
PAPARAZZI
HOROSCOPO
EDICIÓN IMPRESA

Buscador JetSet

BUSCAR:

Nuestras Publicaciones